Nuestra Historia 

"Somos una fundación que desde hace diez años trabajamos con el objetivo de fomentar el desarrollo de mujeres empresarias, aumentar su visibilidad y desarrollar sus capacidades de liderazgo siendo nuestros ejes de acción la capacitación, la solidaridad y la participación ciudadana"

Nuestro viaje se inició allá en el 2004, cuando descubrimos las dificultades que tenían las mujeres para poder llevar adelante sus emprendimientos. Desde entonces, esta aventura llamada Suma Veritas, se convirtió en un tren cargado de recuerdos, historias y emociones que iba creciendo a medida que más mujeres y jóvenes se acercaban a mostrarnos sus ideas de negocios. El primer objetivo concreto, fue conseguir un lugar donde llevar a cabo las capacitaciones para que pudieran tener regularidad en su aprendizaje. Así, logramos armar el primer espacio para la mujer en la zona de tribunales el cual alquilábamos a otras organizaciones de mujeres para que nos conocieran, aprendiéramos de ellas y tuviéramos un ingreso que nos autosustentara. De boca en boca y contagiando a conocidas y amigas a través de brindar capacitaciones sin cargo a organizaciones de mujeres, comenzamos a formar un fuerte vínculo con la comunidad femenina.

Con el tiempo, la realidad del interior del país se hizo eco en nuestra dirección de mail y no dudamos un minuto en incorporar actividades solidarias para ayudar a quienes más lo necesitan. Lo que vino después fue un crecimiento sin escalas, tuvimos nuestro propio programa de radio, comenzamos a dar conferencias en la región y luego a nivel internacional, organizamos campañas de sensibilización, presentamos proyectos de leyes, recibimos el compromiso y el honor de ser Embajada de Paz y hasta llegamos a las Naciones Unidas. Hoy nuestros vínculos con la comunidad tienen tanta energía como en los inicios, nuestro viaje continua identificando la problemática de las mujeres y gestionando proyectos para revertirlas nos une el compromiso y la visión de una sociedad equitativa.